<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1719939494918793&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Por qué contratar a un contador desde el primer día para tu empresa?

Publicado por Nubox Colombia

Un contador público es quien tiene las facultades para dar fe pública de los hechos que conoce y son propios del ámbito de su profesión, así como para realizar actividades relacionadas con la ciencia contable y dictaminar sobre la información económica, financiera y tributaria de las organizaciones. Dada la naturaleza de su profesión, contratar a un contador desde el primer día de tu empresa resulta fundamental en el camino al éxito de tu negocio, ¿por qué?

Si no contratas a un profesional, puede salir caro

Muchos emprendedores se ven tentados a economizar gastos prescindiendo de la contratación de un contador y asumiendo por cuenta propia la gestión contable del negocio. Pero ¿es realmente un ahorro esta maniobra? 

En Colombia, solo el 50% de las Pymes sobreviven el primer año y únicamente el 20% al tercero. Entre las múltiples causas del fracaso, destaca la mala administración de la empresa que, por supuesto, está muy ligada a una gestión contable deficiente o a la ausencia total de la misma. Es decir, que ese ahorro -en el mediano plazo-, puede convertirse en un problema económico de mayor envergadura. 

La contabilidad va mucho más allá del simple registro de operaciones. Se trata de una ciencia que emplea la información financiera para realizar análisis de calidad enfocados en optimizar la toma de decisiones y gestión del negocio. 

De hecho, en la actualidad, el rol del contador se encuentra estrechamente relacionado con la asesoría en temas financieros y administrativos. Por eso, un profesional contable puede orientarte cada vez que vas a dar un paso fundamental en la puesta en marcha y posterior consolidación de la empresa. Por ejemplo, en lo que respecta a factibilidad de exportar o importar, de contratar personal o externalizar servicios, de abrir puntos de venta, etc. 

Facilita el acceso al financiamiento

El poco acceso al financiamiento es otra de las causas de fracaso de las Pymes. De hecho, en Colombia el 62% de estas empresas no tiene ningún tipo de ayuda económica. Sin embargo, tanto entidades financieras como algunos entes estatales ofrecen productos crediticios para que la pequeña y mediana empresa invierta en el desarrollo de su negocio. 

Por supuesto, la contabilidad es uno de los requisitos fundamentales para acceder a la mayoría de las soluciones financieras, así como también es un factor fundamental en la toma de decisiones de cualquier inversionista. Entre más claro, ordenado, preciso y completo sea el informe, mayores serán las posibilidades para la Pyme de acceder al financiamiento. Y esto es algo que solo lo puede lograr un contador en la medida en que va desarrollando su trabajo. 

Evitas problemas legales

Independientemente de la naturaleza de tu negocio, llegará el momento en que debas cumplir la obligación de llevar contabilidad completa. Si no tuviste un contador desde el primer día de la empresa, lo más probable es que cuando contrates uno, este tenga que dedicarse a ordenar, depurar y analizar toda la información contable que tú hayas registrado. 

Esto deriva en un proceso bastante tedioso y, en ocasiones, costoso. Además, lo más probable es que encuentre múltiples incongruencias entre la información registrada y la realidad financiera y económica del negocio, un problema bastante difícil de corregir que, incluso, te puede generar líos tributarios. 

El contador te ayuda a cumplir con tus obligaciones tributarias mediante una planificación fiscal eficiente

Usualmente, los emprendedores no tienen claras todas sus obligaciones tributarias ni la forma en que deben cumplirlas. En ese sentido, contratar a un contador es una de las mejores estrategias que puedes emplear para evitarte líos con el fisco. 

Hablamos de un profesional preparado para ayudarte a realizar una planificación fiscal para anticipar dichas obligaciones, y saber cómo y cuándo pagarlas. Sumado a ello, te indica los distintos métodos para reducir la carga impositiva y acceder los beneficios tributarios que el Estado otorga a este tipo de empresas, sin incurrir en elusión o evasión fiscal.

Como lo ves, contratar a un contador desde el primer día de tu empresa no es una opción, es una necesidad para mantener el negocio en pie, insertarlo con éxito en el mercado y trabajar por su crecimiento. 

Finalmente, es importante que este trabaje con un software de contabilidad online, como Nubox. Mediante este sistema, el profesional puede optimizar su trabajo tanto en tiempos como en la calidad de los resultados. Así, siempre tendrás información contable oportuna y fidedigna para la toma de decisiones o el acceso al financiamiento cuando se presentan contingencias económicas.   

Súbete a -Contabilidad Nubox-