Descuentos comerciales y condicionados para Pymes

Publicado por Nubox Colombia

Los descuentos son una de las herramientas más eficaces para impulsar las ventas y fidelizar clientes. En términos generales, hay dos tipos:

Descuentos comerciales: los que otorgas espontáneamente como producto de un regateo o negociación con el cliente al momento de hacer la transacción.

Descuentos condicionados: los que se encuentran sujetos al cumplimiento de una condición previamente acordada por los partícipes en la transacción. Por ejemplo, la rebaja de un porcentaje del valor de la venta que obtiene el cliente si paga la factura durante los diez primeros días hábiles del mes.

En cualquiera de los dos casos debes registrar el movimiento en la contabilidad de la empresa. Al respecto, el artículo 103 del Decreto 2649 de 1993, el Concepto CCTCP 216 de diciembre de 1998 y el Oficio  0182  de 2011 permiten inferir que: 

Cuando el vendedor otorga un descuento comercial tiene la potestad de incluirlo o no en la factura y, por ende, de contabilizarlo. Mientras que el comprador registra la transacción por el valor de la compra. 

Cuando se trata de un descuento condicionado, el vendedor tiene la obligación de registrarlo como gasto no operacional financiero; y el comprador -por su parte- debe hacer el asiento como un ingreso en la cuenta “Descuentos Comerciales Condicionados”.

Sin embargo,  Colombia adoptó las NIIF para Pymes mediante el Decreto 3022 de 2013 (compilado en el Decreto 2420 de 2015).  Por lo tanto, las siguientes son las normas que deberías aplicar al momento de registrar los descuentos:

 

Lee también: "Por qué contratar a un contador desde el primer día para tu empresa"

 

Tratamiento de los descuentos comerciales y condicionados según las NIIF para Pymes

El Párrafo 23.3 de la NIIF para Pymes, establece que: 

“Una entidad medirá los ingresos de actividades ordinarias al valor razonable de la contraprestación recibida o por recibir. El valor razonable de la contraprestación, recibida o por recibir, tiene en cuenta el importe de cualesquiera descuentos comerciales, descuentos por pronto pago y rebajas por volumen de ventas que sean practicados por la entidad”.

Mientras que en el Párrafo 13.6 de la misma norma, se presenta el tratamiento referente a los descuentos de la siguiente manera: 

“Los costos de adquisición de los inventarios comprenderán el precio de compra, los aranceles de importación y otros impuestos (que no sean recuperables posteriormente de las autoridades fiscales), el transporte, la manipulación y otros costos directamente atribuibles a la adquisición de las mercaderías, materiales o servicios. Los descuentos comerciales, las rebajas y otras partidas similares se deducirán para determinar el costo de adquisición”.

En ese sentido: 

Si haces las veces de vendedor en la operación y aplicas un descuento (ya sea comercial o condicionado), debes reconocer como ingreso el monto razonable de la contrapartida que recibiste o esperas recibir (el valor pactado menos los descuentos). 

Si eres comprador, tienes que registrar la compra por ese mismo valor. En consecuencia, los descuentos constituyen un menor valor del inventario. 

 

Caso práctico de aplicación de las NIIF a los descuentos comerciales y condicionados

Imagina una venta de artículos X con precio de $1.000.000, en la que las partes pactan un descuento del 10% en el momento de la venta (comercial) y un descuento del 10% sobre la venta, si el pago de la factura se efectúa dentro del siguiente mes a la operación (condicionado).

En ese caso, la liquidación de la factura sería la siguiente: 

  • Precio: $1.000.000.
  • Descuento comercial (10%): $100.000.
  • Descuento condicionado (10%): $90.000.
  • IVA valor de la venta (19%): $171.000.

 

En consecuencia, el registro contable debería ser el siguiente: 

 

A) Si el comprador toma el descuento condicionado

 

Para el vendedor, al hacer el reconocimiento inicial:

Concepto

Débito

Crédito

Cuentas por cobrar

$978.000

 

Costo

$350.000

 

IVA recuperable

 

$171.000

Ingreso actividades ordinarias procedentes de venta de bienes.

 

$810.000

Inventarios

 

$350.000

 

Para el vendedor, al recibir el pago de la factura:

Concepto

Débito

Crédito

Efectivo

$978.000

 

Cuentas por cobrar

 

$978.000

 

Para el comprador, al realizar el reconocimiento inicial:

Concepto

Débito

Crédito

Existencias

$978.000

 

Cuentas por pagar

 

$978.000

 

Para el comprador, al momento de realizar el pago de la factura:

Concepto

Débito

Crédito

Cuentas por pagar

$978.000

 

Efectivo

 

$978.000

 

B)Si el comprador no toma el descuento condicionado 

Para el vendedoral recibir el pago de la factura:

Concepto

Débito

Crédito

Efectivo

$978.000

 

Cuentas por cobrar

 

$888.000

Ingreso actividades ordinarias procedentes de venta de bienes.

 

$90.000

 

Para el Comprador al  hacer el pago de la factura: 

Concepto

Débito

Crédito

Efectivo

 

$978.000

Existencias y/o Costos

$90.000

 

Cuentas comerciales y otras cuentas por pagar

$888.000

 

 

En lo que respecta al tratamiento fiscal de los descuentos, de los conceptos de la DIAN 13716 de 2017 y 7077  de 2017, se entiende que -para efectos del impuesto sobre la renta- este coincide plenamente con el tratamiento financiero: constituyen un menor valor del ingreso para los vendedores y un menor valor de inventario para los compradores.

 

Lee también: "7 claves para hacer crecer tu negocio en 2018"