Diferencias entre el costeo de absorción y el costeo variable en Contabilidad

Publicado por Nubox Colombia

Analizar los costos de una empresa es una tarea común para los contadores. Los costos más conocidos son los de mano de obra directa y los de material, pero también se pueden considerar algunos costos indirectos y generar modelos de análisis aún más complejos que conoceremos como costeo de absorción y costeo variable.

La cuenta de resultados, también conocida como estado de resultados, es un método utilizado por los profesionales de la contabilidad, en el cual se analiza el comportamiento de los costos de producción y operación para clasificarlos dentro de la categoría de costos fijos o la de costos variables. Gracias a este análisis es que las empresas pueden dirigir correctamente sus finanzas, conocer cuáles son sus gastos y analizar las ganancias del mes; por tal razón, queremos contarte en detalle sobre ello.

Considera que el método que tu contador elija llevar, repercutirá al 100% en la presentación de informes de ganancia.

Costeo por absorción

Primero que todo, entendamos que los gastos fijos son aquellos que se componen de los gastos que no varían con el nivel de producción, es decir, continuarán, aunque tu nivel de ventas y fabricación suba o baje. Por ejemplo, la renta de alquiler y los seguros de tu empresa.

Existen muchísimas compañías que utilizan el costeo de absorción para determinar el valor de su inventario y el monto total de los bienes que fueron vendidos durante el período, ya que, mediante este método, el costeo de ingresos se hace de manera tradicional; poniendo énfasis en el valor de la utilidad bruta.

Esto quiere decir que la fórmula utilizada en este costeo, determinará el valor del inventario final considerando sólo los gastos fijos de fábrica y mano de obra. Esto se hace con base en una unidad, por lo tanto, bastará con dividir los costos fijos (materia prima+gastos de fábrica + mano de obra), entre el número de unidades que se fabrican y venden en el período contable.

El resultado final será uno que incluya un costo por cada unidad que fabriques y vendas.

Ventajas y desventajas del costeo por absorción

Ventajas

Como te lo contamos anteriormente, el costeo de absorción, contabiliza la mano de obra directa y los gastos de fábrica directos, sin importar que dichos elementos tengan características fijas o variables con respecto al volumen de producción.

De esa forma, este proceso es ventajoso cuando no vendes tus productos manufacturados durante el período contable, ya que de igual manera cada producto del inventario tiene un valor que incluye parte de los gastos generales fijos...

¿Recuerdas que el resultado final será uno que incluya un costo por cada unidad que fabriques y vendas? Precisamente a eso nos referimos.

Del mismo modo, se considera una ventaja que el costeo directo incluya los costes que pueden ser rastreados directamente al producto, por ejemplo, mano de obra o materiales directos, por lo tanto, son completamente rastreables.

Desventajas

Dentro del universo de la contabilidad, se plantea que el costeo de absorción puede inflar artificialmente las cifras de beneficios en tu período contable, ya que no podrás deducir todos los gastos fijos, si no has vendido la totalidad de los productos manufacturados. Es decir, tu estado de resultados de ganancias y pérdidas, no mostrará los gastos completos que tuviste durante el período.

El hecho de considerar como costo de producción todos los costos indirectos de fabricación, tanto variables como fijos, genera que los artículos absorban los costos de los mismos, independientemente de su comportamiento en relación al volumen de actividad.

Costeo directo o variable

El sistema de estado variable, también conocido como costeo directo, es aquél que utiliza los costos generales en forma de capital, en lugar de un costo por unidad, como en el costeo de absorción. Planteado de otra forma, el costo del producto se incluirá siempre, independientemente de su comportamiento.

La gran diferencia es que bajo este método se incluirán todos los costos variables, como materias primas, insumos y transporte, sumándole el total de los gastos fijos para el período, pero no sobre una base por unidad, sino que tendrás que restarlos de tu cifra de ingresos como un gasto de suma global.

Ventajas y desventajas del estado variable

Ventajas

Utilizar este tipo de costeo te permitirá planear de mejor manera las operaciones futuras, ya que tus presupuestos de costos fijos y variables serán claros y de confianza. La información sobre los costos fijos y variables también resulta útil al momento de establecer una combinación óptima de costo-volumen-utilidad, por lo tanto, en el estado de resultados, las utilidades estarán en función del volumen de ventas.

Por ende, lo que mencionamos te permitirá entender mejor los efectos que causan sobre tus utilidades, los costos del período. Así podrás establecer la combinación óptima de precios y volumen de operación de los productos que demuestras una mayor retribución sobre la inversión.

Desventajas

Una de las mayores desventajas del costeo por absorción, es que la valuación de los inventarios de producción será inferior que la del costeo absorbente, por lo tanto, el capital de trabajo será menos.

Por otra parte, algunos plantean como desventaja que la separación de costos fijos y variables no sea exacta.

En resumen

A final de cuentas, el principal punto de diferencia entre los dos métodos de costeo, se encontrará en el tratamiento de los costos indirectos de fabricación fijos. Aquellos que se sienten más cercanos al costeo por absorción, dicen que todos los costos de fabricación, variables o fijos, deben considerarse como parte del costo de producción y, por ende, incluirse en el cálculo de los costos unitarios. Por otra parte, los defensores del costeo directo, dictaminan que los costos del producto tienen que asociarse al volumen de producción y que los costos indirectos fijos de fabricación, también deben incluirse aun sin producción, insistiendo en que estos costos indirectos fijos, son esencialmente un costo del período que se relaciona con el tiempo, constituyendo en consecuencia: un costo no inventariable

Entonces, cuando aplicamos los distintos métodos de costeo, no decimos que se tratan de dos costos del producto, sino de dos formas de determinar las utilidades. Esto quiere decir que determinaremos la utilidad bruta  o  el margen de contribución de la producción y la utilidad operativa o el margen de contribución total, como consecuencia, de la aplicación  de cada método.