¿Por qué hacer Factoring beneficia a mi empresa?

Publicado por Nubox Colombia

El financiamiento es uno de los principales conflictos que suelen tener las pequeñas y medianas empresas en Colombia. Obtener los recursos líquidos para lograr inversiones suele ser difícil, ya que está permitido que las pymes facturen a 30, 60, 90 e incluso 120 días. En este escenario, la práctica del Factoring se convierte en una alternativa para conseguir los recursos que se requieren, entregando liquidez inmediata y con ello, un alivio para continuar las acciones de la empresa.

De seguro estás pensando que, si una organización cuenta con una reserva de capital en el mediano y largo plazo, no tendrá que optar por este tipo de prácticas. Sin embargo, la realidad demuestra que con el actual sistema en que facturan las empresas en Colombia y la falta de sanciones para regular el retraso en los pagos, es bastante complicado contar con fondos que entreguen liquidez.

El hecho de que las empresas recurran a financiamientos tradicionales como créditos o préstamos para pagos operativos, genera que las empresas se endeuden para pagar la nómina de sus empleados, comprar las materias primas o pagar impuestos. Cuando hacen esto, no sólo afectan su capacidad de endeudamiento, sino que también afectará a su futuro, cuando quieran acceder a otro crédito en caso de una emergencia de carácter financiero.

Ahora que en Colombia ha entrado en vigencia la Ley que regula la Factura por Computador, el Factoring se presenta como un proceso menos complicado para aquellos que ya facturan de manera electrónica. Adicionalmente, la Ley 1231 de 2008, comúnmente conocida como Ley de Factoring, se encarga de unificar los criterios para que una factura se pueda considerar como un título de valor e impulsa su uso para que la misma funcione como método de financiamiento.

 

Lee también: "Cómo elegir un sistema de Factura que beneficie a contador y Pyme"

 

¿Cómo hacer Factoring?

La metodología del Factoring es muy simple. Como dijimos anteriormente, es una herramienta financiera que te permitirá obtener liquidez mediante la venta de facturas, a una tasa determinada, es decir, la empresa a la que le vendas tu factura siempre se quedará con cierto porcentaje de ganancias.

Los actores que intervienen en esta operación son:

Emisor de facturas: la empresa que realiza la factura, en este caso tú empresa.

Pagador de facturas: quien le pagará el valor de la factura a la empresa que la compró.

Factor: empresa o institución bancaria dedicada a la compra de dichas facturas.

 

¿En qué beneficia el Factoring a mi empresa?

Financiación: obtendrás recursos líquidos para invertir de manera fácil. Además, si ya facturas de manera electrónica, será más fácil soportar y relacionar tus solicitudes de Factoring para pagos u operaciones pendientes.

Visión a futuro: si cuentas con financiamiento que ingresa a tu empresa en los tiempos establecidos, podrás proyectar los gastos en beneficio de una compañía que está viendo cómo ser disruptiva en el mercado.

Fácil y rápido: acceder a factoring es más rápido y sencillo que acceder a un crédito bancario, ya que muchas veces las barreras de acceso a un crédito son demasiado altas para que una pyme pueda ingresar.

No más“impagos”: le dirás adiós a la incertidumbre que genera la posibilidad la de quedar en algún punto en mora.

 

¿Estás listo para hacer Factoring?

La última Encuesta de Desempeño Empresarial de la ACOPI (Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Mediana Empresas), en el tercer trimestre de 2017, dice que el 3% de las empresas colombianas utilizaron el Factoring como una forma para financiar sus actividades.Mientras que, en otras cifras, el 27% de las empresas accedieron a créditos bancarios, el 13% pidió un crédito otorgado por proveedores, el 8% al leasing y el 49% invirtió recursos propios.

Con los datos que te hemos entregado, de seguro podrás tomar una decisión informada para integrarte al mundo del Factoring y dar un paso más en el desarrollo de tu empresa.

Súbete a -Factura por computador Nubox-